InicioProductosContactar
   
 
FUNDAMENTO CIENTÍFICO DE LA ASOCIACIÓN DE LOS ACEITES DEL ÁRBOL DEL TÉ Y DE MANUKA

El uso tópico de ambos aceites resulta muy aconsejable en determinados problemas dérmicos, tales como rozaduras, regulación de las glándulas sebáceas, irritaciones de la piel, etc. Si a ello se une su gran poder bactericida y antifúngico, se puede afirmar que, en principio, parece muy apropiado incluir ambos aceites en productos para tratamientos de pies, con problemas de muy diversa etiología.
Dicha idoneidad se fundamenta y se ratifica cuando se estudia su espectro antibacteriano: El Aceite del Árbol del Té se muestra muy activo frente a gérmenes Gram negativos, hongos y levaduras y, menos, frente a gérmenes Gram positivos; el Aceite de Manuka, por su parte, se muestra más activo ante gérmenes Gram positivos y, menos, frente a Gram negativos. Ambos manifiestan una potencia similar frente a la mayoría de los hongos y de las levaduras. Con su mezcla se complementa su poder antiséptico y se abarca un espectro más amplio de gérmenes, hongos y levaduras. Las infecciones que aparecen en los pies y en las uñas, producidas por bacterias y hongos sensibles a estos Aceites Naturales, pueden ser tratadas con ellos, con altas probabilidades de éxito.
En el siguiente cuadro puede verse la comparativa de la acción antiséptica (produce la muerte de gérmenes, hongos y levaduras) de diluciones de Aceite del Árbol del Té y de Aceite de Manuka, frente a distintos microorganimos.

 
MANUKA
ÁRBOL DEL TÉ
ESCHERICHIA coli G(-)
1:10
1:500
STAPHYLOCOCCUS aureus G(+)
1:1.500
1:400
PSEUDOMONAS aeruginosa G(-)
<1:10
<1:10
PROTEUS vulgaris G(-)
<1:10
1:500
CANDIDA albicans Levadura
<1:30
1:700
STREPTOCOCCUS pyogenes G(+)
1:2.000
1:1.500
STREPTOCOCCUS faecalis G(+)
1:2.000
1:400
LISTHERIA monocytogenes G(+)
1:2.000
1:700
KLEBSIELLA pneumoniae G(-)
<1:10
1:800
PROPIONIBACTERIUM acnes G(-)
1:700
1:900
ASPERGILLUS Níger Hongo
<1:50
<1:50
TRICOPHYTON mentagrophytes Hongo
1:1.000
1:1.000
Como puede observarse, cuanto mayor sea la dilución del Aceite, para producir la muerte del microorganismo, tanto más efectivo será éste. Es decir, una dilución 1:1.500 implica que una parte de Aceite está disuelta en 1.500 partes de disolvente. Ésta contendrá menos aceite que otra, 1:400.
ACEITE DEL ÁRBOL DEL TÉ
TEA TREE OIL

Árbol del Té - Descripción Botánica:
El Aceite del Árbol del Té o Tea Tree Oil se obtiene de la planta Melaleuca Alternifolia, que pertenece a la familia de las Mirtáceas. Se trata de un árbol que crece salvaje en la costa subtropical de Australia, en suelos arenosos y sometico a un bajo régimen de lluvias. El Aceite Esencial se logra de sus hojas.

Historia y Propiedades:
Desde muy antiguo, antes de la llegada de los primeros europeos, los indígenas australianos ya utilizaban una masa, preparada con hojas trituradas de este árbol, para curar quemaduras y heridas. Inhalaban, además, de esta mezcla para mejorar las congestiones nasales.
El nombre con el que es conocido actualmente, Árbol del Té, se debe al navegante y astrónomo inglés del siglo XVIII, el Capitán James Cook, quien aromatizaba sus infusiones de té con las hojas de este árbol.
El Árbol del Té es un antiséptico, de uso tópico, y un bactericida de amplio espectro: Resulta activo frente a gérmenes, a la par que fungicida, ya que actúa frente a hongos y levaduras. En 1920, Arthur Penfold lo destiló por primera vez y comprobó que era más activo que el antiséptico fenol. Por este motivo, al principio se comercializó como antiséptico dental y quirúrgico. Las propiedades como antiséptico están ampliamente documentadas y reconocidas a través de distintos trabajos científicos, realizados a partir de los años 30. Su buen funcionamiento como antiséptico tópico quedó reconocido y respaldado durante la Segunda Guerra Mundial. Las autoridades sanitarias australianas incorporaron este aceite al botiquín de primeros auxilios de sus soldados, que participaban en la contienda.

El aceite del Árbol del Té no pierde sus propiedades antisépticas en presencia de materia orgánica, como pueden ser el pus y la sangre, mientras que otros como el yodo, sí lo hacen (Altman, 1994).
El empleo generalizado de los antibióticos, desde mediados de la década de los 40, provoca que este antiséptico caiga en desuso. Será a partir de los 60 cuando se vuelva a utilizar, al redescrubirse como alternativa natural, en el campo de los germicidas.

Obtención, Composición y Propiedades del Aceite del Árbol del Té:
El aceite se obtiene por destilación, en corrientes de vapor, de las hojas de la planta Melaleuca Alternifolia. Se trata de un aceite formado por una mezcla compleja de aceites mono y sesquiterpénicos. De estos, los más importantes son 14, que deben de estar en unas determinadas concentraciones para su óptimo rendimiento.
En la línea MEDI feet se utiliza el aceite denominado Grado Farmacéutico, que muestra una mayor actividad antiséptica, así como una excelente tolerancia para la piel. El principal componente anti-microbiano es el Terpinen-4-ol (Southwell et al, 1993).
La actividad aumenta cuando la concentración del componente está en niveles algo superiores al 40%. Más allá de dicho nivel el aumento de la actividad antiséptica resulta marginal (Markhan, 1996). Según el mismo investigador, la actividad anti-microbiana podría estar relacionada con el efecto sinérgico de todos sus componentes.

La calidad del aceite Grado Farmacéutico implica:
- Alta pureza.
- Alta actividad.
- Baja irritación.
- Baja variabilidad en cada lote obtenido.

Por otra parte, se ha estudiado la seguridad dérmica de dicha calidad mediante un estudio sobre 306 personas, con una disolución de este aceite al 25%. Los resultados logrados resultan altamente satisfactorios, ya que el índice de irritación apenas llegó al 0.2%, mientras que las reacciones alérgicas fueron inferiores al 1%.

En resumen, sus propiedades indican:
- Alta pureza.
- Carácter antiséptico.
- Anti-microbiano de amplio espectro.
- Alta penetración dérmica.
- Ligeramente anti-inflamatorio.
- Ligeramente analgésico local.
- Biodegradable.
- Regula las glándulas sebáceas.

Como antiséptico, actúa contra bacterias, hongos y levaduras, con funciones desodorantes y poder ligeramente balsámico. Se muestra como un excelente anti-acnéico, ya que destruye al Propionibacterium Acnes y regula la secreción sebácea.

En un estudio realizado en 1990 por Bassett IB & Col., se demostró que la aplicación tópica del Aceite del Árbol del Té al 5%, en personas con acné, era tan efectiva como el Peróxido de Benzoilo y presenta menos efectos secundarios. Por otra parte, al regular las glándulas sebáceas, puede utilizarse en champú para cabellos grasos. Favorece también la cicatrización de tejidos. Se emplea, así mismo, en tratamientos de hongos y en pequeñas heridas de la cavidad bucal, diluido al 5%, aunque nunca debe tragarse.

ACEITE DE MANUKA
MANUKA OIL

Árbol de Manuka - Descripción Botánica:
El Aceite de Manuka o Manuka Oil se extrae del árbol de Manuka, Leptospermum Scoparium, que crece en Nueva Zelanda. El aceite utilizado en los productos MEDI feet, proviene de una zona aislada, East Cape, situada en el extremo norte de Nueva Zelanda, en donde crece de forma natural a lo largo de su costa. Las investigaciones realizadas por el Instituto Cawthron demostraron que el Aceite de Manuka de dicha zona tiene una actividad anti-microbiana mucho mayor que el encontrado en otras partes del país. El Aceite Esencial se extrae de las hojas del Árbol de Manuka mediante arrastre por vapor de agua.

Historia y Propiedades:
Los indígenas de Nueva Zelanda ya utilizaban el Árbol de Manuka para curar diversas enfermedades. Realizaban infusiones de hojas, que se bebían para combatir los problemas urinarios y para bajar la fiebre. La inhalación de vapores de hojas, hervidas en agua, mejoraban los resfriados. Por otra parte, las cataplasmas de hojas y de cortezas hervidas servían para aliviar los dolores reumáticos.
Las ramas jóvenes se masticaban y se tragaban para combatir la disentería. Las hojas aplastadas, además, se utilizaban para paliar diversas enfermedades de la piel.

En aromaterapia, se utiliza también para disminuir el stress. La miel, obtenida de sus flores, se comercializa por sus propiedades curativas. El reconocimiento de las propiedades curativas de este árbol es reciente. Se basa en constataciones científicas, llevadas a cabo en la década pasada, a partir de 1990.

Obtención, composición y propiedades del Aceite de Manuka:
El Aceite de Manuka se logra de la misma manera que el Aaceite del Árbol del Té, por destilación, en corriente de vapor de las hojas y de los brotes jóvenes. Se trata de una mezcla compleja, de aproximadamente 120 sustancias monoterpénicas y sesquiterpénicas.
Las propiedades más importantes del Aceite de Manuka son:
  - Antiséptico.
  - Antifúngico.
  - Mejora las irritaciones de la piel.
  - Mejora la piel seca.